viernes, 3 de junio de 2016

Manitas roleras

Hoy en nuestra sección de bricolaje rolero os traigo unas cuantas ayudas que hemos aplicado a nuestra mesa de juego para mejorar la experiencia de mis jugadores gracias a las inestimables ideas y trabajo de Heriss.

Previously on Master Terrax' Freakyfilled Corner...

La idea nace tras la creación del gran mapa del Baluarte del Dragón. Queríamos que se pudieran señalar itinerarios, indicar lugares importantes en el mapa de juego o escribir notas pero de forma que no tuviésemos que estar borrando o enguarrinando las hojas o que éstas se deterioraran porque el cartón pluma no es barato. La solución era relativamente sencilla: plastificarlo todo.

Nos prestaron una pequeña plastificadora y Heriss se puso a la tarea. El resultado era incluso mejor que tan sólo imprimir las hojas ya que al plastificarse éstas muestran las líneas mucho más nítida, aunque sí que requería del trabajo de recortar las partes sobrantes del plástico para que pudieran encajar todas las piezas. Para muestra un botón.


El mantel de combate que utilizamos para nuestras partidas ha vivido mejores momentos, y a estas alturas se acerca la fecha de su jubilación. Así pues hemos decidido darle el relevo con una serie de tableros modulares que nos permitan crear zonas de juego donde poder colocar los magníficos muros de Dragon Fat Games. Los tableros genéricos están sacados precisamente de varios de los archivos tiles o floor de productos como E-Z Dungeons, Winterhawk o Dragonshire.

Éste sí que ha visto batallas pasar...

Estos no sólo te permiten cubrir una gran superficie de juego sino que además puedes pintar sobre ellos con rotuladores al agua o incluso colocar los muros de tu mazmorra y transportarlo de una mesa a otra sin que se muevan un ápice. El secreto está en el cartón pluma, que convierte una superficie de papel en algo recio como el cartón pero pesado como la goma eva. Al dividirlo en varias secciones de A3 y A4 puedes almacenarlo a la perfección apilándolos no teniendo que desplegar todo una cuadrícula como el mantel o los Flip Map de Paizo (que creo que son de los mejores, por cierto). Para que además sea más versátil nada como imprimir una sección de diferentes suelos por cada lado del cartón.

Si estas secciones no cubren tu mazmorra, necesitas una mesa más grande...

 Mucho más grande...

 ¡Reversibles!

Tablero de exterior para zonas baldías.

Tablero exterior para zonas agrestes

Zonas viscosas para tus partidas en el alcantarillado.

Una mazmorra con secciones viscosas...

La pega, pues que esto es un Do It Yourself, por lo que si quieres tenerlo a tu gusto tienes que currártelo. Las secciones de tiles o floors de Fat Dragon no cubren un A4 completo sino que se trata de secciones cuadradas de 8x8 casillas por lo que tendrás que imprimir algunas secciones de más y recortarlas para llenar todo un A4 o A3.

¿Que si merece la pena el esfuerzo? No lo dudéis ni un momento.


Otra de las ideas que surgieron en esta orgía de la plastificación es crear una serie de fichas provisionales para los combates para anotar los puntos de vida, hechizos mantenidos, dinero perdido o ganado, modificadores de posición o habilidades especiales y que una vez resuelto el combate o la partida sólo haya que actualizar en la hoja de personaje. Los puntos de vida, el maná y otros valores cambian mucho en los juegos del Sistema Age, por lo que esta ayuda hace que las hojas de personaje no sufran tanto.

Eso sí, no ganamos para toallitas limpiadoras :D